Últimas Noticias
  • No items

No podemos estar peor

“No podemos estar peor”, “tocamos fondo”, son algunas de las frases que los hinchas de Boca repetimos semana a semana. Desgraciadamente al domingo siguiente nos damos cuenta que sí podemos estarlo.

Es imposible escaparte de la bronca que te da no jugar a nada. Salís de la cancha, caminas hasta la parada de colectivo o el transporte que te lleva a tu casa, y el mar de discusiones instalados en los distintos grupos de amigos que van caminando rumbo a su casa después del partido tratando de explicar por que nos esta pasando esto y cual es la solución es infinita. Hay un sólo denominador común que encontré en estas charlas futboleras en pleno estado de ebullición de la sangre que causa una derrota en nuestra casa justo después de terminado el partido y es la falta de actitud que tiene el equipo.

Hace algún tiempo fui a un entrenamiento de Boca y me encontré con una situación triste en la puerta de La Bombonera.
Adrián Guillermo, ex jugador de Boca y Campeón en el Torneo Apertura 1998 donde demostró tener un futuro muy prometedor, estaba en la entrada del club pidiéndole por favor al guardia de seguridad que lo deje entrar, ya que Palermo le había prometido regalarle su camiseta. Luego lo dejaron ingresar por pedido Martín y después de algunos minutos salió feliz por tener su camiseta de Boca entregada por el goleador de Boca.

Cuento esto porque ver la felicidad que tenía el “Cobi Jones” argentino por su camiseta me hizo pensar en muchas cosas que pasan en la actualidad de Boca.
Muchos de los jugadores que salen a la cancha hoy con nuestra camiseta pueden terminar en el olvido jugando en un equipo de Primera C, por que con el rendimiento que están teniendo no van a poder ser pretendidos por ningún equipo competitivo, la gran diferencia es que a Adrián una lesión en el seleccionado Sub-20 le jugó una mala pasada y nunca pudo ser el mismo de antes, en cambio, muchos de los jugadores que tenemos ahora creen ser más importantes que el club, piensan que tienen que ser titulares indiscutidos aunque no hayan ganado nada con Boca, generan mucha discordia en el grupo y perdieron la humildad.
Para resolver un problema hay que reconocerlo y si jugadores, cuerpo técnico y dirigentes no reconocen que son responsables de la vergonzosa situación de Boca, cada semana vamos a estar peor que la anterior.

El hincha de Boca no va a dejar nunca de alentarlos, pero no se aprovechen de la fidelidad del jugador número 12 y cuando vean la camiseta de Boca con su nombre hagan como Adrián Guillermo, olvídense de todo lo malo, sean felices por que es lo mejor que le puede pasar a un jugador argentino vestir estos colores y dejen todo adentro de la cancha, en caso contrario den un paso al costado porque no solo desprestigian nuestra historia, también pueden arruinar su carrera y arrepentirse toda su vida de no haber dejado todo cada oportunidad que tuvieron.

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts